‘El laberinto’, foto de la actriz Marilyn Romero, Teatro Prometeo, 1985.

‘El laberinto’, foto de la actriz Marilyn Romero, Teatro Prometeo, 1985.

La fotógrafa Asela Torres nació en La Habana en 1932 y vive en Miami desde 1971. A partir del 31 de marzo y durante todo el mes de abril el Miami Hispanic Cultural Arts Center presentará la retrospectiva “Asela Torres: Pasión en blanco y negro”, con fotografías de su primera etapa y curadoría de Grace Piney.

No exageraría si afirmo que durante los últimos 50 años ha fotografiado a todo el que ha actuado en la ciudad. Le ha gustado fotografiar siempre lo que llama “acción teatral”, es decir, al actor en el momento en que mejor transmite con gestos y expresiones la carga emocional de la pieza. Por eso prefiere el blanco y negro, que acentúa el dramatismo, aunque también, por exigencias del mercado, ha fotografiado mucho en color.

3- Pieza Adith Piaf, actrices Luisa Maria Güell y Vivian Ruiz, Miami, 1985.jpeg
‘Edith Piaf’, actrices Luisa María Güell y Vivian Ruiz, Miami, 1985. Cortesía/© Asela Torres

Asela Torres celebrará su 90 cumpleaños con lo que más le gusta hacer: interactuar con el lente de su cámara y el público. Se trata de una excelente ocasión para conocer más sobre su vida y que nos cuente de sus motivaciones y la manera en que concibe la creación artística.

¿En qué momento se da cuenta que la fotografía va a ocupar el centro de su vida y cuáles fueron sus primeros pasos?

En Lawton, el barrio habanero en que nací, mi casa colindaba con la del fotógrafo Pedro Salvat. De niña pasaba horas mirando su trabajo hasta que un día, viéndome tan interesada, me dijo: “Acércate que te voy a enseñar cómo se ilumina”. Ese día empecé mi aprendizaje al revés: iluminando el objeto primero, luego el revelado en el cuarto oscuro y, por último, a tirar fotos. Fue él quien me dio las primeras clases de close-up, luces, perspectivas, velocidad del lente, composición, etc. No tardé entonces en comprarme, ya de joven, mi primera cámara: una Argus C3, de Kodak. Después de haber terminado mis estudios en el Instituto tuve que ponerme a trabajar para mantener a mi familia. Así que entré a trabajar en el Ten Cent de Galiano, pero inmediatamente me convertí en la fotógrafa profesional de todo el mundo, pues me llamaban para cubrir bodas, bautizos, fiestas de quince y otros eventos. De modo que la fotografía también se convirtió en una fuente de ingresos.

4- Pieza La noche de los asesinos, Miami, Teatro Minorca, 1989.jpeg
‘La noche de los asesinos’, Miami, Teatro Minorca, 1989. Cortesía/© Asela Torres

¿Es entonces que comienza su vocación por fotografiar a los actores durante las piezas de teatro?

En esa época empecé a frecuentar el Centro Gallego y el Centro Asturiano, pues tenía muchas relaciones. No había espectáculo que no fotografiara. Como conocía al coreógrafo Armando Navarro entonces retrataba también sus revistas para el cabaret Tropicana. Durante todo ese periodo y antes de salir de Cuba en 1969, fotografié muchas piezas y actuaciones en los teatros Hubert de Blanck, Las Máscaras, El Sótano, e incluso, en el Retiro Odontológico, en donde no faltaba a un concierto de Frank Domínguez. Como era muy amiga de la cantante Elena Burke entonces ella me invitaba al club Scherezada y entraba en contacto con otros artistas de la bohemia. Fotografié mucho a La Lupe, a Luis García y a muchísimos más en La Habana de finales de 1950 y principios de los 1960.

5- Pieza Doña Rosita la soltera, Cristina Rebull, Koubek Center, 2017.JPG
‘Doña Rosita la soltera’, interpretada por Cristina Rebull, Koubek Center, 2017. Cortesía/© Asela Torres

Llega entonces el exilio, primero en Madrid, después en Nueva York y finalmente en Miami. ¿Pudo establecerse como fotógrafa y realizarse profesionalmente?

En España fue imposible trabajar, aunque fue allí donde compré la primera cámara en el exilio a un cliente chino que venía a un mesón en donde trabajaba a escondidas. Me la vendió por solo 200 pesetas (1 dólar y medio en la época). Después de una breve estancia en Nueva York me afinqué en Miami en donde enseguida comencé a trabajar y no he parado desde entonces. Debo decir que, durante las décadas de 1970, 1980 y mediados de 1990 había en Miami una vida cultural mucho más intensa que ahora. Se exhibía un teatro de primera calidad y venían incluso obras desde Broadway a pasar temporadas en el Performing Arts de Miami Beach. En esta ciudad fotografié a cuanto artista se presentó, desde Rocío Dúrcal, Rocío Jurado, Lola Flores, Sara Montiel, Roberto Carlos, hasta el bailarín Rudolf Nureyev. En Los Violines o en el Orange Bowl podías ver a cantantes internacionales de todas partes y estuve durante 34 años trabajando para el Festival de Teatro Internacional Hispano que hoy dirige Mario Ernesto Sánchez.

6- Pieza El hombre de La Mancha, actores Jorge Hernández y Sergio Doré, Miami 2006.jpg
‘El hombre de La Mancha’, actores Jorge Hernández y Sergio Doré, Miami 2006. Cortesía/© Asela Torres

En Miami pude fundar incluso una revista llamada Close-Up con la también fotógrafa Iris Padilla. Me di cuenta mirando el comportamiento de la gente en el restaurante Versailles (y en otras partes) que en Miami no se lee mucho, pues la gente abría los periódicos, miraba las imágenes y los cerraba. Entonces fue que decidí fundar esa revista con fotos y pequeños textos. Recuerdo que en el primer número pusimos a Willy Chirino en grande. Estoy hablando de 1976.

7- Pieza Frida, Lily Vega, Koubek Center 2000.JPG
Rosalinda Rodríguez en la obra ‘La fiesta de Friducha”, Koubek Center, 2000. Cortesía/© Asela Torres

¿Se puede hablar de un legado de Asela Torres?

Eso no me corresponde a mí decirlo. Por mi parte he creado un fondo con toda mi colección (miles de fotos) para la Cuban Heritage Collection de la Universidad de Miami. En 1993 recorrí toda la Florida fotografiando el mundo hispano para un proyecto por la Fiesta de la Hispanidad. Recorrí 20,000 millas en auto y tiré 1,500 fotos de las cuales fueron seleccionadas 100 para una gran exposición en el Capitolio de Tallahassee. Por el centenario de la ciudad de Miami hice también una gran exposición en el Bayfront Pak. He expuesto mucho en bibliotecas, colegios (Miami-Dade Community College), teatros, galerías, centros culturales. Fui fotógrafa durante 14 años de la revista Estrellas de Puerto Rico y trabajé durante 28 años para Creative Director’s Artes Gráficas que colocaba mi trabajo en periódicos y revistas de todo el mundo. He hecho, sobre todo, lo que me ha gustado. Y decidí parar a los 88 años, justo cuando comenzó la pandemia, y tal vez como consecuencia de ésta.

“Asela Torres: Pasión en blanco y negro”, desde el 2 abril hasta el 31 de mayo, Miami Hispanic Cultural Arts Center, 111 SW 5th Ave., Miami Fl., 33130. (786) 747-1877.

El autor es escritor franco-cubano establecido en París.

× Conectate a nuestro WhatsApp Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday

Tidak perlu diragukan lagi, bermain Situs Judi Slot Online Terpercaya 2022 Hari ini sudah menjadi incaranan banyak pemain. Karena hadiah jackpot slot online terbesar mudahs sekali untuk dimenangkan. Apalagi Anda bermain di Agen slot online anti kalah yang tepat seperti kami.